EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU VOZ

     Algunas veces los amigos recordaban su voz justo antes de comenzar el bachillerato. Un día en el festival de final de secundaría se arrancó con unos cantes que parecía un tenor no llegaba a Placido ni a Pavarotti, pero apuntaba maneras. Todo hubiera sido perfecto si a Luis le hubiera gustado su tono, pero no era el caso. Continue reading